CERCA DEL INFINITO: DICIEMBRE 2016 (Y PROPÓSITOS PARA 2017)

redes

ON-LINE

DICIEMBRE 2016 (Y PROPÓSITOS PARA 2017)

28 de diciembre de 2016



MI DIARIO: DICIEMBRE 2016
Esta es una sección a modo de diario en la que, aparte de hacer un repaso a todo el contenido creado durante el mes, hago un recorrido a lo largo de lo vivido en el mismo para poder leer estas entradas dentro de unos años y reavivar recuerdos de las cosas que ya quedaron en el pasado.


QUERIDO DIARIO:
Como ya anticipaba el mes pasado, a principios (y hasta mediados) de mes, una avalancha de exámenes me alcanzó, así que tuve incluso que cerrar el blog por exámenes, porque sentía que no daba más de mí. ¿Qué significa eso? Que aparte de estudiar y estudiar, poco más he hecho, por lo que en cuanto a productividad... sin comentarios. He hecho muchas cosas, claro que sí, pero ni la mitad de lo que tenía programado para este mes. De hecho, he estado atrasando las pocas tareas que me pongo diariamente hasta que se me han acumulado todas al acabar el trimestre.

Definitivamente no podría sentir más y más fuerte que pierdo el tiempo (y el dinero) en este grado. Ya no es que no me gusten las notas que conforman mi boletín (aunque no definitivo) de evaluación, que ni por asomo, sino que las sombras de las que ya hablaba el mes pasado, se han acentuado mucho más, haciendo que haya empezado a perder el interés totalmente en dos de las asignaturas, importándome un pimiento si apruebo con más o menos nota con tal de llegar al mínimo para aprobar, y en otra, ni siquiera me miro ya el temario hasta el día del propio examen, puesto que de una sola lectura, apruebo (y con nota decente). Ahora mismo, lo único que me hace seguir es la inversión de un dinero que no tengo, el tiempo que ya he perdido, y los dos profesores que ya comenté que valían la pena. Por lo demás, la educación que estoy recibiendo (si es que se puede llamar así) es una completa decepción y ni de lejos vale el dinero que estoy pagando por ella.

En cuanto a series, en Naruto he avanzado bastante (y más desde que he descubierto que puedo ver Pordede desde el móvil... ¡Qué maravilla!) y en Supernatural hemos comenzado con la décima (no hemos avanzado mucho por aquello de los exámenes). De películas, ni hablemos, porque creo que no hemos visto ninguna, y en cuanto a documentales, esta misma tarde me dispongo a ver el de este mes, por lo que todavía no puedo opinar.

En literatura, he avanzado muchísimo con "La primera noche" de Marc Levy, ya que he descubierto una app que me permite tener los libros en el móvil, así que cada vez que tengo un ratito libre, aunque no lleve el libro encima, puedo continuarlo (parece demasiado obvio, pero hay gente como yo que no se entera de estas cosas hasta bien tarde). Esto significa que ya llevo el 81% (390/480) y que ya voy por la mitad de "La noche del muñeco viviente" de R.L. Stine, que es muy cortito, así que es posible que me termine ambos antes de que acabe el mes (añadiéndolos a la lista de libros leídos en 2016).

¿Y qué ha pasado con el trabajo? Para resumir, diré que lo he dejado. Quiero posponer todos los detalles (aunque algunos ya los conté el mes pasado) para una entrada que voy a dedicarle enteramente a "Mi experiencia con Avon", ya que tengo mucho que hablar de lo que he pasado con esta marca. Por ahora, el proyecto X está en marcha, pero como no le hemos podido dedicar mucho tiempo, no está generando ningún beneficio, y el proyecto W sigue en proceso (este es el más largo y complicado). Como ya dije el mes pasado, de momento no voy a hablar de ellos en público, así que a no ser que comiencen a ir según lo previsto, seguirán en la sombra.

En otro orden de cosas, en el batiburrillo que siempre hago al final de los resúmenes mensuales cabe comentar que el miércoles, de hecho, el día que se publica esta entrada, al fin me corto el pelo (habrá una entrada en la que enseñaré el gran cambio y explicaré cómo se dona, ya que es lo que quiero hacer), que aún no he pedido cita con el médico (pero lo tengo pendiente... que con tanto agobio de cosas no he tenido tiempo), que he pasado Nochebuena y Navidad con mi familia paterna y que tengo ya casi todos los regalos para el día de reyes (aunque aún me faltan algunos por encontrar).

Finalmente, y como caso especial, ya que se acaba el año, quiero hacer el repaso de mis propósitos de 2016 y exponer los nuevos para 2017, ya que se ha convertido en una tradición para mi:

Mis propósitos de 2016

1. Dejar la costumbre de decir tantos tacos: este propósito ha sido un completo desastre. A decir verdad, de entre los cinco, este lo olvidé por completo, así que, a pesar de que he hecho un mínimo avance con él... sigue siendo desagradable oírme hablar. Es muy frustrante, ya que me tomo los propósitos como algo muy importante en mi vida, y llegar a fin de año y ver que apenas he avanzado con uno de ellos me afecta mucho. ¿Solución? Se ha convertido en uno de los propósitos obligatorios de cumplir en 2017. ¡Sin excusas!

2. Leer al menos un libro al mes: cuando me puse este propósito, estaba a punto de comenzar el segundo trimestre de 2º de bachillerato, y estaba hasta arriba de tareas (¡qué extraño en mí!) y con una crisis lectora muy fuerte desde hacía meses, así que me propuse leer de nuevo como hábito, ya que hace unos años, poco antes de conocer a Javier, me leía una media de 15 libros al mes (no es una exageración), y me apenaba mucho haberlo abandonado. ¿Resultado? ¡Este sí que lo he cumplido!. De hecho, con un poco de intereses, y si me termino estos dos que estoy leyendo ahora, de los que he hablado un poco más arriba, habré leído casi dos libros al mes. No tiene ni punto de comparación con la cantidad que leía hace unos años, es cierto, pero también es cierto que hace unos años tenía casi el cuádruple de tiempo que tengo ahora y que por entonces no veía series ni tenía novio/amigos con quienes estar.

3. Dejar de morderme las uñas definitivamente: todo sea dicho: hice progresos muy grandes. Estuve un mes sin morderme las uñas, y ahora mismo llevo otra temporada sin hacerlo, pero al llegar los exámenes, todo el esfuerzo se fue por tierra. Ahora, a pesar de que podría darlo por cumplido por llevar una semana y media aproximadamente sin hacerlo, quiero que esto no caiga en saco roto, y quiero seguir esforzándome, por lo que este propósito también ha pasado a formar parte de los prioritarios de 2017.

4. Cuidarme más: el mayor fallo de este propósito fue lo general que resulta. Es verdad que he logrado cuidarme mucho más en cuanto a mi dieta (ahora me alimento mucho mejor, y al no comer carne, vigilo mucho más lo que me meto al cuerpo para que no me falte de nada) y que el pelo lo tengo más cuidado de lo que llegué a pensar que lo tendría en toda mi vida (de hecho, es una de las razones por las que me lo quiero cortar: porque me quita demasiado tiempo), pero hay un aspecto que ha ido más según las rachas: el ejercicio. Es cierto que el periodo de tiempo que estuve en el gimnasio he estado haciendo ejercicio, y que en casa he estado haciendo otro tanto, pero no he sido constante y he tenido meses de no hacer absolutamente nada de ejercicio, por lo que para 2017, este propósito va a continuar, pero solo en el aspecto que no he trabajado. Por lo demás, lo he cumplido.

5. Registrar más los momentos importantes: y el último, que es el que más cumplido puede estar. Cuando me puse este propósito era debido a que apenas tengo nada registrado de mi vida porque siempre estoy más ocupada en vivirla que en registrarla, y eso está muy bien, de verdad, pero también me gusta echar la vista atrás y ver cómo era y cómo pensaba hace unos años y lo único que me queda son un par de fotos (generalmente hechas por otra persona) y un par de relatos que lo único que me dejan ver es la evolución en mi narración. Este año, de enero a septiembre he estado haciendo fotos cada vez que sentía que el momento que estaba viviendo podría querer ser recordado en algún momento, y a partir de septiembre, creé esta sección en el blog, que ha sido una gran idea y me permite ver la evolución en mi forma de pensar y de ver las cosas (como me ha podido pasar con el curso o con el trabajo). Estoy muy contenta de haber creado esta sección para guardar mis recuerdos, y espero que algún día, dentro de muchos años, pueda leer esto mismo y recordar estos momentos.

... y mis propósitos para 2017

1. Dejar la costumbre de decir tantos tacos: no necesita más explicación que la que hay un poco más arriba.

2. Dejar de morderme las uñas definitivamente: ¡y con qué ganas lo deseo!

3. Hacer más ejercicio: y creo que será el más difícil, ya que se trata de crear un hábito que te quita un tiempo determinado al día, pero creo que es algo muy importante.

4. Alcanzar una fuente de ingresos constante: no me importa que me genere una "miseria" al mes. Mi meta es que sea constante y que todos los meses me de algo, sea cuanto sea. Más adelante, puede trabajarse la cantidad, pero lo importante es establecer los cimientos. ¿Cuál es la técnica que voy a poner en práctica? Probar y probar. Darle una oportunidad a todas las ideas que se me vayan ocurriendo y si funciona, trabajar en perfeccionarlas, y si no, abandonarlas o reformularlas. A final de año, veremos qué tal me ha ido, pero aunque parezca la más ambiciosa de las metas, tengo fe en alcanzarla, y es todo lo que necesito (a parte de trabajo).

5. No perder el tiempo en discusiones que no merecen la pena: ya lo dijo Clint Eastwood: "Las opiniones son como los culos: todos tenemos uno", y es verdad. ¿Cuántas veces habré discutido con una persona que tiene la opinión opuesta a la mía sabiendo que ninguno de los dos cambiaremos nuestra forma de pensar y que lo único que podría ganar era irritarme y enfadarme? He perdido la cuenta, así que, desde hace unos meses llegué a una conclusión: perder el tiempo en discutir sobre algo que no lleva a ninguna parte es una pérdida de tiempo, de saliva y de paciencia. ¿Solución? No lo hagas. Creo que de esta forma, voy a vivir mucho más tranquila, y algunas personas, mucho más contentas de "llevar la razón", aunque se la des como a los tontos.

Y con esto zanjado, quiero desear feliz año a todo el que me lea, y animarle a que comparta también sus propósitos para 2017. Yo lo recomiendo siempre y cuando no sean propósitos imposibles como los que me puse para 2015 (independizarme, sacarme el carnet de conducir y el título de inglés estando más pobre que nunca, publicar mi novela que no tenía tiempo de escribir...). Como es evidente, no logré ninguno, pero sí deprimirme mucho. Sin embargo, siendo realista, trabajando y poniéndote un recordatorio cada x para seguir avanzando, todo el posible, y esas metas que siempre se dejan aplazadas, se pueden alcanzar poniendo un granito de arena al día/semana/mes.

¡FELIZ 2017!

GuardarGuardarGuardarGuardar

ENTRADAS DEL AÑO
(DE LAS MÁS NUEVAS A LAS MÁS ANTIGUAS)
mi diario
noviembre 2016
relatos
¿de qué sirve sobrevivir?
blogging
botize ¿qué es y para qué sirve?
café con evve
pleasantville
mi diario
octubre 2016
blogging
consejos para mejorar tu blog i
natura
¿Qué es el asmr?
mi diario
septiembre 2016
libros
el mar
relatos
el baile de la muerte
freebie
planner 2016
café con evve
el hombre en busca de sentido
experiencias
viaje a torrevieja
mis cascos y yo
worry - jack garrat
mis cascos y yo
arsonist's lullabye
relatos
ahora no es ahora
libros
si decido quedarme
experiencias
un bus lleno de mucha gente y muy poca educación
cine
el viaje de arlo
libros
amor y sangre
café con evve
julio césar



¡ME SUSCRIBO! COTILLEA MI instagram GRANITOS DE ARENA

No hay comentarios:

¿TE ANIMAS A DEJAR TU APORTACIÓN EN FORMA DE COMENTARIO?
Recuerda que puedes colaborar con el blog o dejar tus peticiones y recomendacciones contactando conmigo