CERCA DEL INFINITO: ¿DE QUÉ SIRVE SOBREVIVIR? (BLOGGERLAND #2)

redes

ON-LINE

¿DE QUÉ SIRVE SOBREVIVIR? (BLOGGERLAND #2)

24 de noviembre de 2016

CAPÍTULO ANTERIOR ¿QUÉ ES BLOGGERLAND? SIGUIENTE CAPÍTULO

Ya era una realidad: la llanura había caído. Siglos y siglos perteneciendo a las veelas, a mi familia, y habíamos tenido que huir hacia el bosque del embrujo. Sabíamos que allí no se atreverían a entrar los enanos, que era territorio mortal para ellos, y sabíamos que estábamos a salvo. ¿Y de qué servía?


Recuerdo como una vez dentro del bosque, internas en la maleza, todos los ojos se dirigían a mí. Recuerdo el nudo en la garganta, la respiración entrecortada y la sensación de que iba a perder la consciencia en el momento en que me di cuenta de por qué me miraban. Asumí que mi madre había muerto, asumí que el poder estaba en mí y asumí que la que iba a ser la futura reina había estado bailando en el momento en el que el enemigo había entrado en nuestro territorio. Asumí que era estúpida, y asumí que quien debía haber muerto, era yo y no mi madre, una reina justa, noble e inteligente que sabía llevar un reino como el nuestro, que ocupaba todo un continente (exceptuando el monte de los grifos) sin estragos ni disputas entre sus habitantes.

¿Qué narices hacía yo viva? ¿Qué podía hacer en ese momento? Desde luego, no romper a llorar desconsoladamente, porque eso hizo que mi pueblo comprendiese que conmigo al frente, estábamos perdidas. Ellas vieron en mí la desesperación y el miedo que sentía ante la situación. Estábamos perdidas, y todas éramos conscientes de ello.

Estuve durante quince años ausente. A veces me acercaba a la llanura de Imeph, donde se habían establecido los enanos, y divisaba su asentamiento, viendo cómo eran felices a nuestra costa, cómo disfrutaban de nuestras infraestructuras, de nuestros cultivos, de nuestra tierra.

Mi pueblo se convirtió en un pueblo nómada dentro del bosque. No había poblaciones fijas allí, sin embargo, algunos de los errantes más peligrosos de nuestro mundo campaban a sus anchas por el terreno. teníamos pequeñas tiendas hechas con ramas y árboles que abandonábamos cada medio año, y anualmente, se hacía un baile en memoria de nuestros seres queridos caídos, un baile donde yo nunca participaba. Tampoco tenía una tienda, como las demás, sino que siempre estaba desaparecida de los ojos de todos, en las copas de los árboles.

Un día, durante el decimosexto aniversario de la masacre, me encontraba divisando, como siempre, el asentamiento enano, y fue entonces cuando vi una madre y un hijo en las inmediaciones del bosque. Los troncos en brazos de ambos hacían la confesión directa de que estaban en busca de leña, y tras los tres lustros de acumulación de odio hacia esa raza, bajé de mis copas para vengarme.

Hice que la madre viera todo sin poder hacer nada, y después le entregué el cadáver de su hijo, en forma de mensaje para toda su raza.

"Dile a tu pueblo que vamos a volver, y que a diferencia de vosotros, nosotras no dejaremos que quede nadie con vida, ya que... podrían intentar vengarse algunos años después ¿captas el mensaje?" Sonreí de la forma más macabra que me permitió mi rostro y me marché, dejando a la madre caer sobre sus rodillas, gritando al cielo con su hijo en los brazos. "¿Por qué?" preguntaba... y yo también me hacía la misma pregunta.



¡ME SUSCRIBO! COTILLEA MI twitter GRANITOS DE ARENA

8 comentarios:

  1. ¡¿QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE?! ¡Pobre enanos! Lucharía por ellos sin descanso hasta la muerte. ¡¡Arriba los enanos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo que pobres enanos? ¡POBRES VEELAS! Que vienen aquí a invadirnos y a matar a mi madre ¡Habrase visto!

      Eliminar
  2. Madre mía. Y así comenzó el Oráculo a hacer de las suyas... Haha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chan chan chaaaaan... y lo que queda...

      Eliminar
  3. Hola!!
    Oye, pues me ha gustado lo que has escrito!!
    No leí el anterior, pero ahora mismo lo hago y me quedaré pendiente de las próximas entregas :D
    Besos :33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja espero que te guste mucho toda la historia que tengo preparada... porque va para largo :)

      Eliminar
  4. Me gusta mucho! Ya leí el primero y con este más guay todavía! :D
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro mucho de que te esté gustando la historia!

      Eliminar